Antonio Ubieto Arteta

De L'Enciclopèdia, la wikipedia en valencià
Anar a la navegació Anar a la busca
Antonio Ubieto Arteta
Ubieto.jpg
Nacionalitat: Espanyol
Ocupació: Historiador i filòlec
Naiximent: 31 de març de 1923
Lloc de naiximent: Saragossa, Espanya
Defunció: 1 de febrer de 1990
Lloc de defunció: Valéncia, Espanya

Antonio Ubieto Arteta (Saragossa, 31 de març de 1923 - † Valéncia, 1 de febrer de 1990) fon un filòlec i historiador migevaliste aragonés.

Biografia[editar | editar còdic]

Discípul de l'historiador migevaliste José María Lacarra, va destacar com a investigador de l'història i la lliteratura migeval sobretot en l'àmbit aragonés, a on va estudiar. Fon archiver i catedràtic de l'Universitat de Saragossa, i en 1977 va obtindre la Càtedra d'Història Medieval de la dita Universitat, dirigint el departament homònim fins a 1988.

La seua obra com a migevaliste comprén centenars de treballs destinats a l'edició de fonts primàries de temes navarrés-aragonesos, d'història valenciana o èpica migeval. Destaca la seua llabor en la clarificació dels orígens dels regnes de Castella, Aragó i Valéncia i la profundisació en l'història d'Aragó, en l'àmbit de la qual va publicar una magna obra de referència en diversos volums, la seua Història d'Aragó.

Són importants aixina mateix les seues aportacions a l'autoria i datació del Cantar de meu Sit , iniciant el corrent crític, hui dominant d'una datació tardana i una autoria única i possiblement culta per al Cantar.

Com a continuadors de la seua obra figuren dos discípuls com el seu germà, Agustín Ubieto, especialisat en la génesis i canvis territorials tant d'Espanya com d'Aragó en les seues conegudes obres en format d'atles històrics; i el també migevaliste terolà Antonio Gargallo, el qual va destacar pel seu estudi sobre la Comunitat de Terol a lo llarc de tota l'Edat Mija, i que al seu torn ha servit d'inspiració per a la recreació anual de Les Bodes d'Isabel de Segura, representada en el més de febrer en Terol.

També va treballar en l'activitat editorial. En el dit àmbit va fundar la revista Ligarzas i l'editorial «Anubar», de les que fon director. En elles va iniciar importants coleccions, com ho són Texts Migevals, Obres d'Investigació, Comerç Valencià, Temes Valencians, i Gebres.

Bibliografia de l'autor[editar | editar còdic]

  • Observaciones al Cantar del Mío Cid (Arbor, XXXVII, 1957, 145-170).
  • Colección Diplomática de Cuéllar (Segòvia, Diputació Provincial, 1961). Presentació de l'Exm. Sr. D. Pascual Marín Pérez, magistrat i catedràtic de Dret Civil.
  • Introducción a la Historia de España ( Editorial Teide, 1963). Colectiva: Antonio Ubieto, Joan Reglà, José María Jover, Carlos Seco. ISBN: 84-307-7310-X.
  • La creación del Reino de Valencia. Lección inaugural del curso 1974-75 (Anales de la Universidad de Valencia, Valencia, 1974).
  • Orígenes del Reino de Valencia. Cuestiones cronológicas sobre su reconquista, II (Saragossa, Anubar, 1979) ISBN: 84-7013-156-7.
  • Orígenes del Reino de Valencia. Cuestiones cronológicas sobre su reconquista, I (Saragossa, Anubar, 1981) ISBN: 84-7013-155-9.
  • Historia de Aragón. Literatura migeval, I (Saragossa, Anubar, 1982) ISBN: 84-7013-186-9.
  • El Cantar del Mío Cid y algunos problemas históricos (Saragossa, Anubar, 1992) ISBN: 84-7013-054-4.
Orig2.jpg
Orig1.jpg
Portada del llibre:Orígenes del Reino de Valencia-I Portada del llibre:Orígenes del Reino de Valencia-II

Entrevista[editar | editar còdic]

Entrevista
Portada de llibre

El periòdic Las Provincias publicà el dia 20 de febrer de l'any 1983 una entrevista a Antonio Ubieto que fon feta pel periodiste Baltasar Bueno, a on conta lo que li va ocórrer al catedràtic en l'Universitat de Valéncia per intentar contar la veritat:

Ubieto:

Me hicieron la vida imposible por defender la verdad sobre los orígenes del Reino de Valencia. En Valencia hay mucho fantoche que dice es investigador. Una entidad bancaria catalana ha invertido muchos millones de pesetas en Valencia para conseguir la creación de los “países catalanes”. Muchas veces no es historia, sino histeria catalana. A los valencianos no les ha interesado su historia documentada, pero volveré a escribir sobre Valencia.

Ha sido catedrático de Historia Medieval en Valencia. Tiene la valentía de un maño. Habla claro y con la tranquilidad del que ha sido honrado con la Ciencia. Incisivo, no da rodeos Antonio Ubieto Arteta cumplirá el próximo 31 de marzo 59 años. Es catedrático de Historia Medieval en la Universidad de Zaragoza, antes lo fue de Valencia, de donde tuvo que salir “porque me hicieron la vida imposible”.

No hay una nota de dolor en su ánimo por lo que le pasó en Valencia, lo comprende, hay muchos intereses en juego. Su calvario comenzó a principios de la década de los 70 por una lección magistral que pronunció en el paraninfo de la Universidad Literaria en la apertura oficial del curso académico.

El tema que yo elegí – dice – fue “Los orígenes del Reino de Valencia”. Cómo estarían las cosas y sería el discurso que el entonces rector de la Universidad me llamó el día antes y me advertía, una institución bancaria catalana había invertido muchos miles de millones de pesetas en Valencia para difundir la tesis de que Jaime I había hecho que se hablase catalán en Valencia y que con el advenimiento de la autonomía había de conseguirse la creación de los “países catalanes”.

La tesis del profesor Ubieto era, en síntesis, que la inmigración catalana en Valencia no superó el 1'9 por ciento. “Si esto lo dices mañana – comentó el rector – te vas a poner frente a un movimiento político y económico muy fuerte. Haz lo que quieras, considero que no tienes por qué ser un héroe”.

Antonio Ubieto no hizo caso a la recomendación benevolente del rector magnífico de la Universidad y se ajustó a sus investigaciones científicas de la verdad histórica. Leyó el discurso íntegro, sin retocar nada.

- ¿Qué opina de la investigación en este campo en Valencia?

Hay mucho fantoche que dice que es investigador. Amparo Cabanes es la mujer más preparada para el estudio de la Edad Media en Valencia, por eso le han puesto tantas zancadillas como a mí. La van a perder, se irá. Es una lástima.

- Ha dicho que se queda.

Me extraña que pierda una cátedra como la que ha ganado en Murcia. ¿De qué va a comer? Van a hacerle la vida imposible en Valencia, ya se encargarán de ello.

- Usted fundó una editorial sobre temas valencianos.

La Anubar, que son las letras iniciales de mi nombre y apellidos, con la pretensión de difundir entre los valencianos su historia. Salieron 49 números, muy interesantes, pero hubo que terminar la colección y la experiencia cuando ya estaba en un déficit de dos millones de pesetas. A los valencianos, entonces, no les interesó su historia documentada. Hay bastantes ejemplares de lo editado aún por vender.

- ¿Dónde se pueden encontrar?

El domicilio social de la editorial ahora es Urbanización La Bombarde, 32, Zaragoza. Se pueden pedir aún.

- ¿Seguirá escribiendo de Valencia y su historia?

El profesor Ubieto sonríe y cesa unos segundos de hablar. Me lo prometí a mí mismo y a quienes me conocen. Sí. Pero ahora estoy escribiendo la historia de Aragón diseñada en seis tomos, he escrito tres, y a razón de uno por año creo que tardaré unos tres años en volver a escribir y publicar sobre la historia del Reino de Valencia en la época migeval.'

- Volvamos al discurso de la Universidad

A partir de ese momento, me hicieron la vida imposible en Valencia un grupo minoritario, me insultaban, amenazaban, molestaban, y lo único que había dicho es que los catalanes eran los menos importantes culturalmente, que un 1'9 por ciento no podían imponer un idioma.

- ¿En Aragón tienen un problema similar como en Valencia?

Sí. El Òmnium Cultural de Barcelona intenta que las gentes de Fraga o de toda Ribagorza se consideren catalanes, están gastando muchos millones de pesetas en este sentido. Becan a gentes para que sencillamente digan que son catalanes, se patrocina esto con el dinero que las empresas catalanas detraen de los impuestos para la cosa cultural.

- ¿Qué opina usted del problema de Fraga?

En una conferencia que yo di allí, con documentos en la mano, demostré que en Barcelona están falsificando la documentación para intentar convencerles que son catalanes. Fraga sólo fue catalana durante diez o doce años en virtud de una disposición de Jaime I. El problema de Fraga es económico, produce electricidad, la que necesitan los catalanes.

- También dicen los catalanes que les pertenecen los Pirineos aragoneses.

Eso es una idiotez, no es historia, sino histeria catalana. No hay ni un solo documento con que los catalanes puedan demostrar eso. Lo que si hay es una série de indocumentados que están haciendo pasar la mentira por verdad.

- Volvamos a Valencia, se marchó de aquí.

Quisieron pegarme.

Me hicieron la vida imposible, quisieron pegarme una paliza. Fui al rector diciéndole que si no se me garantizaba la seguridad personal no volvía hasta que hubiera paz. Estuve un més sin ir a clase.

Me encontré en una ciudad donde casi todo el mundo me era hostil. Hubo un partido político que a principio de curso daba consignas para atacar a distintas personas durante el año, y me tocó a mí.

- ¿Qué partido era?

Para qué se lo voy a decir, me va a desmentir de inmediato, seguro.

- ¿Es algún partido en el poder, en la oposición, en minoría... ?

No contesta, como tampoco respondió cuando intenté saber el nombre del rector de la Universidad en cuestión. “Me pone usted en un compromiso. Son aguas pasadas”.

- ¿Aceptaría algún cargo político?

En el parlamento aragonés puede haber muchas personas, pero la Edad Media de Aragón si no la estudio yo no lo hace nadie más.

A Antonio Ubieto le importa el estudio y la investigación. Pronto puede sorprender a la ciencia con el descubrimiento de unas leyes. Explica así el tema: “Creo haber descubierto la existencia de unas leyes históricas, de la misma manera que existen unas leyes físicas”.

Ubieto ha publicado hasta el momento 200 libros sobre la Edad Media española, la mayor parte dedicados a los reinos de Aragón y Valencia. Es un incansable trabajador, está casado y tiene cuatro hijos. Vive en Zaragoza.

Discurs d'apertura en el I Congrés de la Llengua Valenciana[editar | editar còdic]

El catedràtic Antonio Ubieto fon l'encarregat de realisar el discurs d'apertura del I Congrés de la Llengua Valenciana (en castellà) celebrat en la ciutat alacantina d'Elig l'any 1985:

He de comenzar dando las gracias a todos: desde los profesores, algunos antiguos alumnos míos, al Patronato Histórico Artístico Cultural d'Elig; por el honor que representa ocupar hoy esta cátedra. Pero debo manifestar que, a partir de cuando me lo propusieron, tal vez por la premura de tiempo, por la responsabilidad que entraña la apertura de un congreso, máxime éste que es el Primero de la Antigua e Importante Lengua Valenciana, por no ser valenciano, o por todo a la vez, me invadió un desasosiego, pensando estar al nível que la ocasión requiere.

Vaya por delante mi felicitación, pues ya era hora que en esta Tierra se interesaran por sus raíces; que la Primera Lengua que tuvo un Siglo de Oro en España, celebrara unas sesiones para aportar sus estudios debidamente documentados e ir adaptándola a las exigencias de la época, y dejar constancia de la personalidad de un pueblo que ama lo suyo y sabe respetar lo que, aún cercano, no le pertenece.

Al estudiar concienzudamente y con todo rigor la Historia del Reino de Valencia, recurriendo a las fuentes documentales, prescindiendo de interpretaciones partidistas e interesadas que muchos historiadores manejan, observamos que:

En Las Cortes de Monzón - octubre 1236- para tratar sobre la conquista de Valencia, de los catalanes sólo asisten los concejos de Lérida y Tortosa.

Aragón se conforma guerreando; desde 1033 con la ocupación de Murillo de Gállego y Agüero, hasta 1210 con El Cuervo y Camarena. Muy diferente Cataluña, cuyo núcleo primitivo se crea como independiente del poder musulmán, aceptando la autoridad de los francos, que liberan Barcelona el año 801 y Olérdola sobre el 920.

Tortosa es reconquistada por aragoneses y genoveses en 1093, pasando al Reino de Aragón y una tercera parte a los genoveses.

Como el espíritu de reconquista sólo se produce donde los cristianos y musulmanes tienen fronteras comunes, (las tierras del Sur del Ebro pertenecían a Aragón), al no lindar con el Reino de Valencia, la que sería Catalunya, perdió su espíritu reconquistador.

Demuestran la extensión de Aragón por estas tierras, documentos de 1198 y 1224 que fueron repobladas por los caballeros Hospitalarios y Templarios respectivamente. Asimismo el de 1279 cuando Pedro III de Aragón designó los sobrejunteros de Aragón: Ramón Péres de Nabal, ejercería desde el "...río Ebro hacia Tortosa, hasta el mar y hasta el río de Ulldecona y hasta los términos de Morella, cuanto corre la moneda jaquesa..."

Otra prueba, es la lista de las décimas que se recogieron con destino a la Santa Sede el año 1279/80; en cada población entregaron las cantidades en las monedas allí corrientes y las iban anotando; lo cual nos fija la extensión de Aragón entre el Ebro y el Cenia en esta época, ya que contribuyen en moneda jaquesa las poblaciones de: Ribarroja de Ebro, Flix, Fatarella, Batea, Gandesa, Corberá, Mora, Bot, Arnés, Paúls, Más de Barberáns y Ulldecona.

La Cenia, en cambio, tributa en moneda valenciana, lo que deja claro que Aragón desde la segunda mitad del siglo XII y casi todo el XIII, se extendía por la orilla derecha dal Ebro, hasta su desembocadura, teniendo al Sur el río Cenia y las montañas de Morella como límites.

Las partes integrantes de la "Corona de Aragón" se comprometieron en Las Cortes de Monzón a realizar la "Cruzada" para conquistar el reino musulmán de Valencia. Todos los asistentes se juramentaron para llevarla a la práctica; pero no todos cumplieron su compromiso. De los catalanes sólo cumplieron el 36%, de los aragoneses el 86%, por lo que la conquista valenciana se convirtió en una empresa de la nobleza aragonesa. Tanto es así que D. Jaime I cuando habla de los nobles que le ayudaron relaciona 20 aragoneses y 3 catalanes.

Con los Concejos ocurrió lo mismo. Votaron la mayor parte de los aragoneses y únicamente Lérida y Tortosa, entre los catalanes, pero cuando tuvieron que intervenir, en abril de 1237, sólo Zaragoza, Teruel y Daroca, dieron la cara.

El espíritu de Aragón y Cataluña era muy distinto ya en plena Edad Media. Aragón, como dejamos dicho, se forma a base de dos siglos de luchas y el reino de Valencia era la continuación de una empresa secular.

En Cataluña, sin embargo, el espíritu de reconquista era por completo extraño. Difícilmente se encuentran empresas reconquistadoras a la largo de toda la historia catalana.

A partir de 1149, al extenderse Aragón por las tierras sitas entre los ríos Ebro y Cenia, quedaron los catalanes aislados de los musulmanes valencianos. Y se inicia en Cataluña un espíritu semejante a la Navarra Medieval que al no tener frontera con territorio ocupado por musulmanes, perdió su espíritu reconquistador, por lo que el levantamiento sólo se conseguirá en función del espíritu de religiosidad o de "cruzada".

Carentes los catalanes de este espíritu reconquistador, para convencerlos que acudan a la "Cruzada", se recurre al Papa Gregorio IX para que extienda unas bulas, por las que el Santo Padre, promete el perdón, si acuden a liberar Valencia, a todos los incursos en excomunión, que eran muchos: por tener más de una mujer, por haber comerciado con musulmanes... lo cual explica la tardía colaboración de barceloneses y tortosinos.

Dos posturas que son fundamentales para conocer la vida posterior valenciana: la de reconquistadores de los aragoneses y del espíritu religioso de los catalanes.

El que reconquista tierras, es para aprovecharlas y asentarse en ellas. El que lucra gracias espirituales vuelve a su origen para continuar sus vícios afanes. Tal fenómeno explica el postrer desarrollo del reino valenciano; no tan condicionado por la conquista cristiana como se ha pretendido ver.

No hay que olvidar nunca que si vienen algunos catalanes y más, muchísimos más, aragoneses, el conjunto apenas influyó en la demografía valenciana, pues la suma de ambos intervinientes en la conquista y repoblación de Valencia en el siglo XIII, no aumentó la población autóctona coetánea un 5% redondeando por arriba. Por tanto, es poco serio crear una base ficticia en que son los que traen la lengua y que donde quedan aragoneses hablan castellano y donde catalanes pues el catalán, ya que no existe ningún momento cronológico-histórico en que coincidan las fronteras reconquistadas con la frontera lingüística. Precisamente, los núcleos de población sometidos a los Fueros de Aragón, están generalmente en tierras de habla valenciana, tanto en la costa como en el interior; y en el caso de los pocos catalanes pasa precisamente al contrario.

Distinguidos amigos: la Historia es muy tozuda y siempre responde, y cuanto más quieran manipularla, mayor será el ridículo que corran, no obstante no hay que confiarse, pues los documentos pueden desaparecer o suplantarse, como ya ha ocurrido en alguna ocasión y no hay que pensar que todos son tan escrupulosos, por emplear una expresión suave, como nosotros.

Amenaces de mort[editar | editar còdic]

En l'any 1972, Antonio Ubieto Arteta , catedràtic d'Història Medieval de l'Universitat de Valéncia i archiver de la Corona d'Aragó, llig en el paraninf la seua lliçó magistral “Els Orígens del Regne de Valéncia” en l'inauguració de curs 1972-73.

En eixe discurs d'investigació el professor Ubieto desmontà totes les falses teories catalanistes que es volien impondre en l'Universitat de Valéncia sobre la conquista del Regne de Valéncia i demostrà que el percentage de catalans vinguts a Valéncia fon molt escàs i eixa minoria no varen poder dur la llengua, perque “el romanç valencià” ya existia en el Regne moro de Valéncia. A partir d'eixe moment el professor Ubieto i el seu equip fon acossat i amenaçat de mort i tingué que traslladar-se a l'Universitat de Saragossa.

Per pronunciar este discurs, l'historiador i filòlec Antonio Ubieto va rebre amenaces de mort, li varen incendiar la seua editorial (Anubar) i va tindre que deixar l'Universitat de Valéncia i anar-se a la de Saragossa.

Cites[editar | editar còdic]

Se puede afirmar sin posibilidad de error que los idiomas hablados en el Reino de Valencia actualmente, no son producto de un fenómeno de reconquista por parte de Jaime I
Antonio Ubieto, 1977
¿De dónde salió el dinero para la conquista de Valéncia? Cuando las Cortes de Monzón aprobaron la cruzada contra Valencia no se devaluó la moneda, pero se aprobó la concesión al Rey de un maravedí de oro por familia; la iglesia también intervino, directamente con dinero, o indirectamente, con la remisión de los pecados y el levantamiento de las bulas de excomunión. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de la burguesía “catalana” Barcelona estaba excomulgada por negociar con el Islam, de acuerdo, con el acuerdo de Letran, y se levantaba este castigo terrible a los que interviniesen en la cruzada contra Valencia, de todas maneras fueron muy pocos catalanes a la conquista de Valencia. Además se daba una casa y dos yuntas por peón y dos casas y cuatro yuntas por caballero y las gentes que arañaban tierras yermas vieron su salvación en las huertas de Valencia.
Respuesta de Antonio Ubieto Arteta (Historiador y filólogo medievalista español)
En Valencia el problema es mucho mayor. Ha habido filólogos de uno y otro signo que desde el siglo pasado han dado interpretaciones varias del origen de la lengua, o de las lenguas, y hasta del origen del reino y de la personalidad valenciana; pero no ha habido ni un solo historiador que haya realizado la lenta labor de dar respuestas, documentos en mano, a las cuestiones planteadas. Por ello han sido los filólogos - muchos de ellos, además, aficionados - los que han invadido el campo de Clío y se han autorizado a sí mismos a dictaminar sobre todos estos temas. La bibliografía, en este punto, reúne obras de Sanchis Guarner, Fuster y pocos más, del mismo modo que si a nivel peninsular se aceptara como máximos exponentes de la historia migeval a Lapesa, Alarcos o Carreter.
Orígenes del Reino de Valencia (1977), per Antonio Ubieto
Se presenta a los Almorávides como los causantes de la pérdida de la lengua romance en Valencia en el siglo XII y como los impulsores del dominio de la lengua árabe. Es tan burda esta interpretación que no resiste el menor intento de crítica. Los primitivos almorávides hablaban bereber y desconocían por completo el árabe. Difícilmente podían propiciar la lengua árabe....
Los almorávides, el idioma romance y los valencianos. (Temas valencianos, 29; págs. 7, 11 y 14. Año 1978). Antonio Ubieto.
Aquí (al Reino de Valencia) viene una masa de población que no llega al cinco por ciento. De ese cinco por ciento, más de un cincuenta % son aragoneses y una minoría catalanes. Se puede comprender que un cero coma algo por ciento no puede traer un idioma. Eso significa que el idioma es anterior a la conquista de Jaime I. He encontrado una serie de textos de cómo se hablaba en Valencia en el siglo XI. Pero hace poco, he recibido el más sorprendente de todos los trabajos hecho por un gallego catedrático de la Universidad de Compostela. Donde se estudia una carta de uno de Denia a N'Almudis, comtesa de Barcelona. Díaz y Díaz, el latinista a escala universal, más prestigioso que tenemos en España, llega a la conclusión que el señor que escribe esta carta es alguien que está pensando en romance, que no sabe ni una palabra de religión cristiana y, por tanto, llamarle a este hombre mozárabe es absurdo.
Ubieto. Declaracions fetes a la prensa en 1977. Citat per Mª Consuelo Reyna en "Los 'incultos' que defiende la lengua valenciana" (Las Provincias, 28.5.1997)

Referències[editar | editar còdic]

Llibres digitals[editar | editar còdic]

L'editorial Anubar ha digitalisat els dos llibres d'Antonio Ubieto titulats Origenes del Reino de Valencia (Tom I i tom II) i els oferix gratuïtament als seus llectors:

Enllaços externs[editar | editar còdic]